Como nos suele pasar cuando nos encariñamos con una familia, se nos hace muy dificil dejarla y seguir. Ya nos pasó en Quito en su momento después de una semana y esta vez lo padecimos en Auckland.

Volvemos a poner en contexto. Llegamos a un país del otro lado del mundo con otro idioma y ahí nos recibió Brendan. Un “amigo” del tío de Tin y lo pongo entre comillas porque se conocieron viajando por Sudamérica hace 30 años atrás y se pusieron en contacto nuevamente por Facebook y mantienen una relación afectuosa de manera virtual. Nada más. Lo cuento de nuevo porque no me parece poca cosa que alguien nos busque por el aeropuerto, nos reciba en su casa junto a su familia, nos de para dormir su cama, nos cocine, nos de una mano con todo, nos lleve en su auto y nos brinde tanta confianza sin conocernos.

image

Así fueron pasando los días, en principio cuando lo habíamos contactado dijo que nos hospedaría “a few days” que se convirtió en una semana y cada día, cada charla (aprendiendo inglés nosotros, aprendiendo español ellos) fue creciendo el cariño. Hubo días que sentíamos verguenza de seguir ahí y no sabíamos de verdad como agradecerle. Incluso anoche, pensábamos irnos para algún camping de Auckland a pasar a la noche para hoy arrancar a Bay of Plenty. Eran las 7 de la tarde cuando estábamos en lo de Brendan cargando los aparatos tecnológicos. Enseguida después de hablar por teléfono con su esposa Vanessa nos dijo que nos quedemos a dormir. Le dijimos que no, que ya habían hecho demasiado por nosotros y que no era necesario. Insistió una y otra vez hasta convencernos sin saber como agradecerles.

Así que este post en agradecimiento a Brendan, Vanessa, Ava e Isla, la pequeña que nos robó mil sonrisas. Y a Tiger también, una perra genial genial!

image

We don´t know how can we say Thank You! We wait for you in Argentina, for drinking good wine, eating asados and have fun. Se you soon!

 

Nos vinimos a Tauranga, en Bay of Plenty. Pronto novedades 🙂

Deja una respuesta