Hay días que ameritan no hacer NADA, hoy fue uno de esos. Después de dos días hiperactivos por la ciudad decidimos quedarla en la casa, tomar tereré, mirar videos viejos de Videomatch, clases tinysticas de PES y hacer fiaca intensiva. 

Agradecemos a Guido por el hospedaje, las charlas y la buena onda!

En breve partimos… Pase lo que pase, sea lo que sea, próximo estación: Quito.

P.D: El relato clarinista de Tiny indicó que yo estaba muy feliz con la casaca del Emelec, en verdad me la puse solo para que no la tenga en la mano, de hecho -entre nos- desee que le empaten después del planteo cagón del segundo tiempo. He dicho. 

Salutes!

Deja una respuesta