La nada misma. A la tarde se fue el uruguayo y reapareció el cordobés, nos cagamos de risa con el cambiazo. Bajoneamos toooodo el día y después conocimos a otro grupo de chilenos. Eran 14 entre pibes y pibas, todos buena onda. Yo me fui a dormir temprano porque estaba media cruzada (me está por venir, hola chicos) y hoy me enter oque anoche cayó la cana y enganchó a los chilenos fumando y los terminó coimeando. Los chicos al lado con cara de nada, bien impune. Genios.

Anoche soñé con mis viejos. Primero con mi papá que manejaba por un camino re sinuoso y angosto y yo le preguntaba si no era imposible llegar. Él no me contestaba pero llegábamos. Licenciada Rodriguez, analice (?). Después con mi vieja sé que el sueño fue más extenso, pero sólo me acuerdo que me hacía pasar vergüenza con alguna pregunta. Como sea, reaparecieron cuando los andaba necesitando.

Deja una respuesta