En la Biblioteca no había demasiado, pero nos colgamos chusmeando algunos libros. Yo me senté a leer algunos cuentos de Fontanarrosa y otros tantos de Benedetti para no perder la costumbre. 

Otra vez metro y nos fuimos para la zona del Planetario, ahí hay varios lugares para visitar pero se nos pasaba la hora así que los dejamos para otro día. Almorzamos unas tartas riquísimas y nos fuimos caminando a “La Casa Gardeliana”. En el mapita se veía al toque, pero lo que no se ve en el mapa es que las calles son empinadísimas, “Más vale que resucite Gardel y nos cante un tango” pensaba hasta que al fin llegamos. La casa-museo no es muy grande, hay pintadas tangueras y está ambientado como en un café tanguero de Buenos Aires. Hay muchas fotos, un banco donde te aclara que estuvo sentado escuchando tangos Borges en su visita a Medellín, algunos juegos y obvio un kiosco para consumir. La mujer que atendía era muy simpática y nos contó un poco la movida tanguera de la ciudad, que se incrementó -como suele pasar- tras la muerte de Gardel acá, que hay montones de milongas y que se escucha muchísimo Tango.

Se nos empezaba a ir la tarde así que nos tomamos un taxi hasta el “Pueblito Paisa”. Entre nos, no había buscado info del lugar y admito que esperaba encontrarme  con un pueblo indígena o algo así. Llegamos y era un lugar bien turístico, con algunos locales y casas coloniales, un museo de fotos que no era la gran cosa, y sólo pude destacar un lindo mirador. En los alrededores había gente haciendo deporte, como queda en una especie de cerro, muchos aprovechan para ir a correr y esas cosas. A mi al menos, me decepcionó un poco. 

Volvimos al hostel con un tachero copado (al fin!) que nos contestaba todo lo que le preguntábamos y nos recomendaba lugares para visitar. Lo que noté es que les cuesta ponerse a hablar de política o cosas así, por más de que le pregunté te cuentan cortito y al pie pero no profundizan más allá de la pregunta. Una vez en el hostel pedimos comida, vimos el lamentable partido de Boca y no mucho más.

Deja una respuesta