Llevamos dos días en Bali y ya estoy embobada.  La primera noche llegamos al aeropuerto, donde nos recibió – además de un calor inexplicable – el tío de un taxista que habíamos contactado por facebook (su nombre es Adi Bali Tour, muy recomendable). Mucho nos habían advertido del acoso de taxistas en el aeropuerto así que para evitar arrancar fastidiosos elegimos esta opción. 

El muchacho nos llevó hasta nuestro hostel en Kuta y las primeras sensaciones fueron en este orden:

1- Por dios como se cruzan las motos, va a pisar a alguno/a

2- Es mucho más moderno de lo que creía

3- Está lleno de locales de bikinis, ajjsaaajfhafs 😮

Llegamos a “Ayu Lily Garden” liquidados. Dejamos las cosas, nos fuimos a comprar algo para comer, una cerveza y morimos.

El día 2 amanecimos con un día espectacular. Mientras desayunábamos completito (frutas, jugo, tostadas, huevo, etc.), tratábamos de decidir entre mapas y foros cuál iba a ser nuestro próximo destino.  Si entre dos es difícil tomar decisiones imagínense entre cuatro.

Finalmente decidimos ir a conocer las playas del sur, recomendadas por la claridad del agua, sus olas y su cercanía con el conocido templo de Uluwatu. Después de un chapuzón en la pileta del hotel, llamamos un GrabTaxi (ya tendremos un capítulo aparte sobre este tipo de taxi muy recomendable para el sudeste) y nos fuimos.

edit2

Teníamos muy buenas referencias de un hostel que al parecer ya no existía más (Surfer cave accomodation para que a ningún otro le pase) así que para no seguir dando vueltas con el taxi, bajamos en un puestito de comida a almorzar. Allí conocimos unos rusos (hay muchísimos) que nos recomendaron un lugar barato para hospedarnos frente a la playa de Balangan. Tomamos otro taxi y allí fuimos.

Efectivamente el consejo fue sabio. Conseguimos una habitación por pareja bien simple con cama y ventilador, un baño feíto compartido y nada más pero por 80 mil rupias en un bar pegado a la playa.

La playa de Balangan es ideal para surfistas. Desde el primer momento nos sentimos en un video clip o en una película playera con tipos que muestran sus abdominales y rubias modelos con sus tablas. El mar al fondo tiene olas enormes y para los comunes (?) como nosotros están las olas normales también. En fin, es una linda playa y sirve como base para ir a recorrer otras cercanas.

Así pasaron nuestros primeros días en Bali: playa, sol, amigos y rica comida. ¿Qué más pedir?

edit3

Esta entrada tiene 2 comentarios

    1. Agus y Caro

      Vale la pena!!

Deja una respuesta