Visitando la Octava Maravilla: Milford Sound

Venía un poco frustrada en relación a varios proyectos que se fueron pinchando con el trabajo de Agus hasta que el otro día cambió un poquito la suerte.

Con la excusa de renovar material multimedia para la web de la agencia y aprovechando que se venía un grupo grande de turistas de Puerto Rico con guía en español a realizar excursiones a Queenstown, Agus consultó si podíamos sumarnos. Había solo lugar para una persona, y como mi novio es el mejor del mundo jaja, me cedió su lugar porque creía que lo iba a aprovechar mas. Principalmente, porque este último tiempo se me anduvo cruzando por la cabeza el ser guía y quería saber cómo era la experiencia.

Así fue que el sábado a las 7 am me encontré con Cande, la guía del grupo y compañera de trabajo de Agus, para emprender viaje hacia Milford Sound, uno de los llamados “Must do” de Nueva Zelanda.

Me senté en el micro como una turista más mientras los puertoriqueños me charlaban y me contagiaban de alegría. Afuera llovía, pero todos estábamos optimistas de que el clima mejoraría. Cande comenzó a llenarnos de información, y yo rogaba retenerla para poder contarle después a Agus.

image
image
image

El camino hacia Milford desde Queenstown es de 295 km y por lo general con paso obligado por Te Anau, un pequeño centro turístico. El paisaje combina las montañas con sus picos nevados, cascadas pequeñas que se forman del deshielo y ya entrando al Parque Nacional Fiordland (Patrimonio de la Humanidad), la vegetación comenzó a recordarme a la de la West Coast con sus mezclas selváticas. El Parque Nacional Fiordland se extiende en el suroeste de la isla y su superficie ronda los 12.500 kilómetros cuadrados. Lo que lo destaca al Parque son los fiordos que se formaron en su interior durante las eras glaciales, en total hay 14. Se dice que el Milford Sound es el más bonito y el Doubful Sound el más profundo y más largo.

Más info para los nerds como yo: 

Un fiordo se define como un valle en forma de U, creado por acción de un glaciar, que ha sido inundado por el mar. Los 14 fiordos que bordean la esquina suroeste de la Isla Sur tardaron 100.000 años en formarse y los detalles finales se agregaron durante la edad de hielo más reciente, hace solo 10.000 años. Los maoríes atribuyen la creación de los fiordos a un albañil gigante llamado Tute Rakiwhanoa, que talló los escarpados valles con su hacha.

 

image
image

La manera más común de visitar Milford es con los barcos turísticos (hay al menos tres empresas: Jucy /  Real Journeys / Cruise Milford Sound , elijan la que les convenga) que te recorren entre las rocas y te acercan a las cascadas durante aproximadamente unas dos horas. Otros eligen hacer el famoso Milford Track, conocido por uno de los mejores tracks del mundo. Es por eso que la demanda es inmensa y hay que bookearlo con bastante tiempo de anticipación en la web del Departamento de Conservación.

Llegamos al barco alrededor del mediodía y no nos daban las manos para capturar tanta belleza con las cámaras. Después de un rato de paseo, nos dieron un almuerzo tipo picnic (sandwich completo, manzana, jugo, galletitas y cereales) y una vez pasada la euforia podías sentarte del lado de adentro y contemplar desde la ventana mientras las nubes se iban.

image
image

Milford Sound se extiende 15 kilómetros tierra adentro desde el mar de Tasmania y está rodeado de rocas que alcanzan más de 1200 de altura en cada lado. Lo llaman la octava maravilla del mundo y si tenes suerte podes llegar a ver pinguinos y delfines. Estos últimos aparecieron saltando como locos al costado del barco y brindando un espectáculo único -me encantaría mostrarles una foto pero se me había quedado sin batería grrr-.

Una vez que dejé la cámara pude quedarme sola observando el paisaje, sin poder creer estar bajo un sol increíble en uno de los lugares más húmedos y con más lluvias del mundo.

image
image

Emprendimos el regreso pensando en que todos dormirían después de un largo día, pero es demasiado pedirle eso a gente del caribe. Así que entre salsa, merengue y música disco se armó la pachanga en el bus haciendo de un día increíble, algo mejor aún!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.