Día 54: La Quiaca – Humahuaca, «Volver a casa»

La historia de Ivan tuvo final feliz. Estuvimos seis horas literales esperando a que le den alguna solución, hablábamos con todos pero no pasaba nada. Nuestro amigo iba y venía de Bolivia a un cyber porque finalmente el último pedido que le hicieron fue alguna documentación que verifique que él tenía trabajo en Colombia. Contactó a su ex jefe que muy buena onda y pese a estar en reunión le pudo enviar una carta de laburo. Con eso más el dinero que le prestamos al fin pudo ingresar.

Nos abrazamos los tres y su sonrisa delataba la mayor de las felicidades. Estaba tan entusiasmado de venir para Argentina, conocer, trabajar, ver a su hermana, comer un asado… que realmente las trabas que le ponían en la frontera nos desgastaban a nosotros también que vivíamos los nervios a su par.

Nos tomamos un micro (ya retornamos a decirle MICRO!) desde La Quiaca a Humahuaca y allá pasamos nuestra primera noche. Se acabó el tema de pasar todo a dólares, se acabó el cambio de hora o preocuparse por cuanta yerba nos queda. Volvimos a nuestro país y pese a que hubiese estirado mi estadía a un tiempo indefinido, es lindo sentirse local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.