10 cosas para hacer en Queenstown

 1- Comer una hamburguesa y explotar en Fergburger

Probablemente si andan caminando por las calles de Queenstown, verán que a cualquier hora hay un local que siempre siempre tiene gente haciendo fila. Se trata de una hamburguesería que ofrece cosas obscenas (en materia de comida). Ooooobviamente tuvimos que ir a corroborar el por qué de tanto éxito y si. Los precios van desde 12 dólares kiwis aprox pero podemos asegurarles que los valen, además de que hay muchísimas opciones para agregarle a tu hamburguesa, las porciones son grandes, generosas, frescas y riquiiiiisimas. Consejo: vayan con pantalón con elástico o deberán desabrocharse los botones.

image

2- Subir a la cima de Skyline en Gondola o caminando

A decir verdad si no hubiese sido porque Agus consiguió gracias a su trabajo un ticket gratis no hubiésemos subido en aerosilla pero sí lo habíamos arrancado caminando hasta que se nos oscureció una vez. ¿Vale la pena arriba? Y si! Si estas en modo turista y queres pagar los 33 DNZ adelante. Tenes una vista preciosa de Queenstown y hay que admitir que el restaurant y la cafetería no tienen precios por las nubes. De hecho nos tomamos un chocolate caliente y un latte mirando nevar por la ventana y para sumarle el plus, era la primera vez que nevaba esta temporada en Queenstown y tuvimos la sueerrrte de estar ahí arriba! Felicidad acá.

El lugar te ofrece varios combos por diferentes precios, por ejemplo subir en la aerosilla y cenar ahí, o bajar en luge (como un culopatín), etc. Pueden ver todas las opciones y precios acá: Skyline Gondola

image

3- Ir a The Salvation Army a equiparte

Esto no es un consejo únicamente para los que visitan Queenstown , sino cualquier parte de Nueva Zelanda Los Salvation son lugares que reciben donaciones de todo tipo en buen estado para luego venderlas y juntar fondos para la iglesia o diferentes proyectos solidarios. En esta ciudad hay TRES y al ser un lugar turístico y con un alto poder adquisitivo, muchas veces los hoteles suelen donar las cosas que se olvida la gente (!!) Por ende, podes llegar a encontrarte con cosas de marca o de muuy buena calidad por precios que no existen. Incluso si estás instalándote y necesitas muebles, ropa de cama o cualquier cosa para el hogar no dudes un minuto y andate al Salvation.

La última vez nos compramos un juego de sábanas, dos almohadas y fundas por 4 DNZ. Es ridículo.

Las direcciones de los tres de la zona, a nuestro criterio, el primero es el mejor.

71 Gorge Road – Queenstown
29 Camp Street – Queenstown
110 Glenda Drive – Frankton

image

4- Ir a comer Sushi bueno bonito y baratooo

Si te gustan los rollitos de pescado y cositas, mas conocido como sushi (?) super recomendamos un lugar para ir a comerlos a buen precio. En la zona del centro comercial de Los Remarkables, al lado de la Liquor hay un local de Sushi que tiene una promo por día de 8 piezas por $5.40. Cada día de la semana varía el sabor. Nosotros los domingos ya sabemos que hay de palta y camarones así que no nos lo perdemos nunca. Dense una vueltita =) Mirá el chivo que estamos metiendo y no nos pasan ni un peso, ni un sushi 🙁

image

5- Tomar un helado en Patagonia y ser feliz, ni más ni menos jaja

Ya le hicimos chivo en otras oportunidades pero insistimos porque no pueden irse de Nueva Zelanda sin probar los helados Patagonia! Para darle un poco más de mística, les contamos que el primero que pusieron fue en Arrowtown y luego se extendieron a Queenstown, Wanaka y el Aeropuerto de Queenstown (Frankton). Si sos argentino y extrañas mucho el helado de dulce de leche, que no te engañen con el asunto del “caramel” acá en Nueva Zelanda. Según Agus, catador especialista de dulces de leche, éste es uno de los mejores que probó en su vida. Por mi parte les recomiendo el “lemon sorbet” (super ácido riquiiiisimo), el “passion fruit” (maracuyá, bien cremoso) y el tramontana (re empalagoso jaja). Si no quieren tomar helado (ustedes se lo pierden!) tienen opciones de café, licuados, milk shake, chocolates, alfajores (nos decepcionaron un poco), tortas y demás. ¿Los precios? Yyyy, no es lo más barato del mundo pero como fans del helado creemos que vale la pena pagarlo: un cono con un gusto sale 7 dólares kiwis, un cono con dos gustos 8 dólares kiwis, si queres vasito de plástico con un gusto sale 6 dnz y con dos 7 dnz. Dato no menor, el cono además de ser generoso, tiene chocolate en el fondo. F-I-E-S-T-A

image

6- ¡Hacer tracks!

Si hay algo que no te va a faltar en Queenstown son tracks. Los hay por todos lados y de todos los colores. Cortos, largos, intensos, o tranquis. No hay excusa para no mover las patas. Nosotros hicimos un 75% de subida a la góndola (lo que se hace con la aerosilla pero subiendolo por el costado) y aclaramos que el porcentaje no fue completado porque se nos hizo de noche y tuvimos que emprender la vuelta; y el Queenstown Hill, que te ofrece una vista 360º muyyyy linda! Si queres pispear todas las opciones que hay y sus características, pueden visitar este link.

image

7- Probar las Cookie Time

Casi casi que nos vamos de Queenstown sin probar las famossas galletitas Cookie Time -las del monstruito rojo- porque nunca nos había parecido pagar lo que te piden por unas galletas. Pero un un día caminando por la City divisamos un cartelito de “Happy Hour 2×3″ (entre las 18 y las 19 hs) y no pudimos resistirnos. Ri-qui-si-mas para darse un gustito. En el local venden de todo, y los precios también varían mucho. La dirección es 18 Camp Street,
y está abierto Lunes a Domingos de 8 am a 10 pm.

image

8- Hacer alguna actividad de deporte aventura

No por nada es la Capital Mundial del Deporte Aventura. Para los que les gusta el deporte extremo sin duda no pueden no aprovechar la cantidad de ofertas que hay en el rubro en esta ciudad. Desde paracaídas, parapente, hasta bungee jumping.

image

9- Salir por la noche de Queenstown

Pese a que los latinos estamos muy acostumbrados a la vida nocturna y hasta muuuy tarde, en Nueva Zelanda muchos se vienen a buscar “joda” a Queenstown. Vida nocturna no falta, pero no se vayan a esperar EL DESCONTROL. Sin embargo hay muchas opciones de bares, cerveza tirada, comida barata y bolichitos o fiestas. Nosotros teníamos dos de cabecera: Xtreme Sports Bar en 47 Camp Street donde hay pool, dardos, pantallas por todos lados pasando deporte constantemente y cervezas XL; y

Camp Street Brewing Company (justo abajo de Xtreme) con mucha variedad de cerveza tirada rica y barata. Por la zona también van a encontrar promos con Happy Hour de pizza y muchísimas opciones para cada bolsillo.

Por otro lado además de los bolichitos para ir a mover las caderas, están las famosas “Fiestas Latinas” donde van a poder bailar reggaeton y toda esa pachanga (admitimos que el día que fuimos nosotros el DJ era bastante malo, ojalá mejore).

image

10- Visitar el pueblo de Arrowtown    

No es solo por haber vivido ahí y conocerlo bien, cada persona que conocimos en Queenstown estuvo de acuerdo que Arrowtown es un paso obligatorio de visita por estos lugares, sobre todo en otoño.

A tan solo 15 minutos en auto del centro de Queenstown, los colores de los árboles, las montañas que rodean el pueblo, la pintoresca calle principal al mejor estilo lejano oeste y la tranquilidad del lugar son condimentos suficientes para ir a conocer este precioso pueblito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.